Vacuna de ADN potencia al sistema inmunológico contra el cáncer de próstata

Investigadores del centro para la investigación del Cáncer “City of Hope” en Estados Unidos desarrollaron una vacuna a base de una molécula de ADN artificial la cual potencia la acción del sistema inmune contra el cáncer de próstata, según reporta ABC.

 

Esta molécula de ADN es un oligonucleótido, es decir una secuencia corta de ADN con menos de cincuenta pares de bases y lleva el nombre de CpG-STAT3ASO. La función de esta molécula es doble, por un lado, activa el sistema inmunológico, y por el otro elimina las resistencias del cáncer para evitar la acción de dicho sistema.

 

En concreto CpG-STAT3ASO, inhibe la proteína transductor de señal y activador de la transcripción 3 (STAT3) y activa el receptor tipo 9 (TLR9). La primera proteína es utilizada por el tumor para evadir la mayoría de los tratamientos contra el cáncer, mientras que la segunda es un receptor presente en algunas células inmunitarias involucrada en el proceso de la inflamación.

 

En un estudio cuyos resultados fueron publicados por la revista “Clinical Cancer Research”, los investigadores probaron los efectos de la molécula en cultivos de células de cáncer de próstata y en ratones a los que se les había inducido esta enfermedad.

 

Como resultado, en ambos casos el oligonucleótido potenció la acción de las células inmunitarias. Se pudo observar los linfocitos T CD8+, –un tipo de células inmunitarias asesinas– superaban en cantidad a los linfocitos T reguladores cuya función es suprimir la acción inmunitaria. La vacuna también redujo el número de células mieloides supresoras, las cuales también inhiben la acción del sistema inmune.

 

Según los investigadores, esta respuesta inmunitaria se pudo lograr gracias a la acción simultanea de inhibir la proteína STAT3 y activar TLR9, pues una sola de estas acciones no sería suficiente para lograr estos efectos.

 

A pesar de que estos resultados parecen prometedores, se necesita más investigación con animales y seres humanos antes de poder utilizar esta vacuna en la práctica clínica. El autor principal de la investigación Marcin Kortylewski, confía en que esta molécula podrá utilizarse para tratar todo tipo de cáncer prostático independientemente de su origen genético.

Fuentes:

ABC

Clinical Cancer Research

Compartir: