Un suplemento de azúcar mejora el tratamiento contra el cáncer

La azúcar de manosa es un suplemento alimentario utilizado para tratar las infecciones urinarias. Según una investigación reciente, es posible que esta azúcar tenga efectos anticancerígenos.

 

Las células tumorales requieren de mucha azúcar para su metabolismo, por lo que consumen más glucosa que las células sanas. Aunque una dieta baja en azúcar puede ayudar a combatir el cáncer, los niveles de glucosa son difíciles de controlar únicamente mediante la alimentación. Por otro lado, los órganos y tejidos sanos también requieren de glucosa, por lo que retirarla del cuerpo sería contraproducente.

 

Según reporta “Medical Xpress”, una investigación reciente publicada por la revista “Nature”, encontró que la manosa puede limitar la cantidad de glucosa que consumen las células cancerígenas, ralentizando así el crecimiento del tumor.

 

Para el estudio se examinó en primer lugar los efectos de la manosa en ratones con cáncer de pulmón y piel. Cuando se agregaba manosa al agua que tomaban los ratones, el crecimiento de sus tumores se ralentizaba de forma significativa sin causar efectos secundarios.

 

Estos ratones fueron tratados posteriormente con cisplatino y doxorubicina, dos de los fármacos quimioterapéuticos más usados. Como resultado, la manosa mejoró los efectos de la quimioterapia, reduciendo el tamaño del tumor y aumentando la esperanza de vida de los animales.

 

También se probó el efecto de la manosa en otros tipos de cáncer como la leucemia, el cáncer de hueso, ovario e intestino en cultivos celulares. Se observó que algunas de las células respondían a la manosa mientras que otras no lo hacían.

 

El siguiente paso de los autores del estudio será indagar porque la manosa únicamente funciona en algunas células. También se deberá profundizar en la investigación y conocer los efectos de la manosa a largo plazo antes de poder usarla en la práctica clínica. Por esta razón, los autores recomiendan a los pacientes con cáncer que no se automediquen con manosa.

 

Fuentes:

Medical Xpress

Nature