Pruebas de sangre universales para la detección del cáncer

Investigadores de la Universidad de Bradford en el Reino Unido trabajando en conjunto con la empresa francesa de tecnología médica IMSTAR, desarrollaron una prueba de sangre universal que puede detectar cualquier tipo de cáncer, según reporta “Medical News Today”.

 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), este año se han diagnosticado 18 millones de casos de cáncer en todo el mundo, siendo los cánceres de pulmón, mama y colorrectal los más comunes. Debido a la elevada tasa de cáncer en todo el mundo es importante seguir investigando para luchar contra la enfermedad, empezando crear nuevos métodos diagnósticos.

 

Actualmente existen diversas técnicas y herramientas para diagnosticar el cáncer como muestras de sangre y orina, biopsias, pruebas genéticas y estudios de imagen mediante rayos X y ultrasonidos.

 

El nuevo método diagnóstico desarrollado por los expertos de la Universidad de Bradford consiste en identificar el daño que provoca una luz ultravioleta en los glóbulos blancos (células inmunitarias) extraídos la de sangre del paciente. Cuando existe un cáncer, el ADN es más vulnerable, por lo que, si el daño causado por la luz ultravioleta es mayor, puede tomarse como un indicador de cáncer.

 

En el año 2014, el equipo de investigación pudo identificar, mediante esta técnica la presencia o ausencia de cáncer en una muestra de 208 personas con una precisión del 93%.

 

Este año, se probó nuevamente el método utilizando 700 muestras de sangre, de las cuales 598 provenían de personas con cáncer de próstata o colorrectal y 102 de individuos sanos. En esta ocasión se presentaron problemas, pues en 60 muestras los investigadores fueron incapaces de determinar si provenían de personas sanas o no.

 

En ese momento, Diana Anderson, quién estaba a la cabeza de la investigación contacto a la empresa IMSTAR para que determinara la razón por la que era imposible detectar la presencia o ausencia cáncer en estas 60 muestras. La empresa francesa respondió que la causa estaba en la tecnología que utilizaban los investigadores. La tecnología disponible en la empresa no tuvo problemas para diferenciar las muestras provenientes de pacientes con cáncer de las de personas sanas. Estos datos fueron publicados en la revista “FASEB BioAdvances”.

 

El equipo de la Universidad de Bradford seguirá trabajando en conjunto con IMSTAR para mejorar esta técnica con el fin de que pueda ser usada en la práctica clínica en cualquier hora del día y a un costo razonable.

 

Fuentes:

Medical News Today

FASEB BioAdvances

Organización Mundial de la Salud

Compartir: