El cáncer manipula a las células inmunitarias a su favor

Investigadores del Hospital Infantil de Los Ángeles descubrieron un mecanismo por el cual las células del cáncer engañan a los macrófagos (un tipo de célula inmune) para que protejan al tumor.

 

El pasado 20 de noviembre se publicó en la revista “Cell Reports” un estudio que explica que las células del cáncer utilizan una proteína llamada inhibidor del activador del plasminógeno-1 (PAI-1 por sus siglas en inglés) para engañar al sistema inmune y ponerlo de su lado, según reporta “MedicalXpress”.

 

Los macrófagos son células de nuestro sistema inmune que encuentran y eliminan a las bacterias nocivas en nuestro cuerpo. Normalmente estas células combaten al cáncer, pero a través de la proteína PAI-1, el tumor manda una señal a los macrófagos para que se pongan de su lado.

 

Estos macrófagos pro-cáncer alteran las funciones el tejido que rodea al tumor, lo cual lo ayuda a crecer y esparcirse. También reparan los daños que la quimioterapia pueda hacer al tumor, lo cual lo vuelve mucho más difícil de tratar.

 

Los investigadores accedieron al Atlas Genómico del Cáncer, una base de datos que contiene todas las alteraciones genéticas y moleculares que suceden en cada tipo de cáncer. Se revisaron más de 11 000 muestras de pacientes con cáncer de mama, próstata, colón, pulmón y cerebro (neuroblastoma) tomadas de esta base de datos. Lo que observaron en todos los casos es que mientras mayores eran los niveles de PAI-1 mayor era el número de macrófagos pro-cáncer.

 

Estos hallazgos podrían cambiar la manera en la que se trata el cáncer, según explican los investigadores. Sin embargo, será necesario realizar más investigación antes de poder utilizar este conocimiento en la práctica clínica, pues, aunque inhibir PAI-1 podría ayudar a eliminar el tumor, la solución no es tan simple ya que algunos procesos sanos como la coagulación de la sangre también dependen de esta proteína.

 

Fuentes:

 

Medical Xpress

Cell Reports