“La enfermedad no es una sentencia de muerte, sino una invitación a la vida”

Tras una dura experiencia, Maríana decidió dedicar su vida a la atención y el cuidado de otros: las personas con enfermedades terminales. Su trabajo, a pesar de ser duro, desgastante y emocionalmente difícil, le ha dado uno de los mayores aprendizajes: aprender a vivir. Por Gustavo Ambrosio | Fotografías: Pedro García “Las enfermedades más aterradoras son las que parecen no […]

Leer más »