Algunos tratamientos para el cáncer podrían acelerar el envejecimiento celular

Muchos tratamientos contra el cáncer, aunque son necesarios, tienen efectos secundarios sobre la salud. Algunas quimioterapias y radioterapias pueden causar daños en el ADN de las células sanas lo cual acelera su envejecimiento.

 

De acuerdo a un estudio reciente publicado por la revista “Cancer” de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, algunos tratamientos contra el cáncer de mama podrían acelerar el envejecimiento de las células de algunas partes del cuerpo, incluyendo el cerebro, según reporta “Medical News Today”.

 

Las consecuencias de este envejecimiento, incluyen problemas cognitivos, fatiga crónica y dolor físico.

 

El estudio, –llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California, Los Angeles– trabajó con una muestra de 94 mujeres que habían padecido alguna forma de cáncer de mama entre tres y seis años antes del inicio del estudio.

 

Los investigadores midieron la actividad de la telomerasa y la longitud de los telómeros en las participantes del estudio. Los telómeros son secuencias de ADN situadas en las puntas de los cromosomas que protegen la integridad del resto del ADN, y la telomerasa es una enzima que protege a los telómeros.

 

La longitud de los telomeros es un indicador de la edad de las células, si los telómeros son cortos quiere decir que la célula está cerca de su muerte natural. Por otro lado, la actividad de la telomerasa indica la capacidad del cuerpo para mantener la salud de sus células.

 

Las participantes tuvieron que resolver pruebas para medir sus funciones ejecutivas. En estas pruebas, las mujeres con menos actividad de la telomerasa tuvieron peores resultados. Dichas participantes también tuvieron menor capacidad de atención y movimientos motores más lentos.

 

Estos resultados no implican que se deba de dejar el tratamiento para el cáncer, pues al hacerlo, ponemos en riesgo nuestra salud y nuestra vida. Es importante para los investigadores conocer los efectos adversos de los tratamientos contra el cáncer pues esto les permite desarrollar nuevos métodos para contrarrestarlos.

Judith Carroll, la autora principal del estudio, afirma que esta información podrá usarse para desarrollar nuevas intervenciones que combatan estas afectaciones cognitivas.

 

Fuentes:

Medical News Today

Cancer