Prevención

Detectar y prevenir el crecimiento del cáncer antes de que las células cancerígenas se vuelvan invasivas, puede salvarte la vida y evitar largos, dolores y costosos tratamientos.

El cáncer es una de las enfermedades más peligrosas de nuestro tiempo. Si bien la investigación y los tratamientos están contribuyendo a detenerlo, falta mucho para (ELIMINAR tratar) erradicarlo.

Existen muchas formas de prevenir los diferentes tipos de cánceres, por ejemplo: pruebas de detección en el cuello uterino y colorrectal, mamografías y exámenes de papanicolaou, que son gratuitos en todo el país.

También se cuenta con vacunas que ayudan a reducir el riesgo de cáncer como la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) que actualmente se aplica en niños y niñas de nivel secundaria en la Ciudad de México y tiene como propósito ayudar a prevenir la mayoría de los cánceres de cuello uterino y algunos cánceres de vagina y de vulva. Asimismo, la vacuna contra la hepatitis B puede reducir el riesgo de contraer cáncer de hígado.

PREVENIR ESTÁ EN TUS MANOS.

Recomendaciones

  1. - Asiste a tu clínica y recibe atención médica periódica, evita el tabaquismo, limita el consumo de bebidas alcohólicas, protege tu piel de los rayos de sol y evita el bronceado artificial.

  2. - Haz ejercicio, evita el sobrepeso y mantén una alimentación saludable, rica en frutas, verduras y jugos; toma mucha agua, evita las frituras, refrescos, así como alimentos procesados, enlatados o embutidos.